La acogida del espectáculo de Teatro del Temple estrenado del 1 al 4 de febrero en el Teatro Principal de Zaragoza ha sido espectacular. Una entrada superior a los 3/4 en cada una de las representaciones, una gran cantidad de aplausos al final de las mismas y unas valoraciones que aprecian la calidad del espectáculo, el gran nivel interpretativo y el reto superado de haber sabido traer el legado de la obra de Gracián a la época y la sensibilidad actual. Como ejemplo de la valoraciones recibidas estas son algunas de las frases publicadas en las diferentes críticas:

-“No puedo menos que admirar la maestría con la que ha sido adaptada una novela barroca al lenguaje dramático… Salgo del teatro con una mezcla de orgullo aragonés y un toque de consternación por esa crisis de valores que ya se anunciaba en el Siglo de Oro y que de manera tan vigente se muestra en estos días…¿Pesimismo aragonés? Sí,
claro, sin faltarle unos toques de humor ácido. El montaje de El Temple cuenta con el valor añadido de rendir homenaje a ciertas obras maestras del cine.” Santiago Gascón –  Heraldo de Aragón.

– “La puesta en escena tiene ritmo, capacidad para sorprender y sentido de la oportunidad; es visual, juega con los objetos, los elementos escenográficos y con los agrupamientos, componiendo cuadros escénicos de estimable valor estético. Un acierto la música en directo, los números musicales y la marioneta de Salastano. Hay un buen trabajo interpretativo. Gestual. Exigente.Notable en su conjunto.” Joaquín Melguizo – Heraldo de Aragón.

– ” La versión realizada por José Luis Esteban tiene un enorme mérito porque ha conseguido desgranar y resumir en hora y media la visión filosófica del mundo que elabora Gracián en su obra bajo la forma de una gran epopeya moral. A través de un meritorio malabarismo compositivo se mantienen la invención y el didactismo, la erudición y el estilo literario del autor, el desengaño filosófico y la sátira social que salpica toda la acción…Todo el elenco funciona con enorme conjunción, en un derroche de comicidad combinada con la ironía y el sarcasmo.” Francisco Javier Aguirre – Zaragoza Buenas Noticias.

-“Una metáfora de la sociedad, con un cierto toque nihilista, que tanto entonces como ahora se configura como una sociedad que se descompone, donde la corrupción, el mal y el poder van dañando la conciencia, el alma y el espíritu hasta hacerla desaparecer, que José Luis Esteban ha llevado a un contexto intemporal aplicable a cualquier momento, pasándolo por el velo de la comedia e incluso, en cierto modo, el musical…Un buen punto de partida, música en directo que ameniza la velada, canciones “pegadizas”, un texto excepcional y unas interpretaciones maravillosas, junto con una puesta en escena donde el mobiliario y los ventanales cobran una vida y una importancia sorprendente para el espectador… una buena opción, sin duda, para disfrutar de una noche de teatro, que además es de las que “dejan poso”. Patricia – Perdida en los teatros- Blog

_MCM2010

La acción de El Criticón transcurre en el interior de una misteriosa Embajada Occidental, y narra en tiempo real los verdaderos acontecimientos que sucedieron con la llegada a la misma de Andrenio y Critilo, dos hombres embarcados en una larga búsqueda.

Lo que en principio ha de ser una velada de acogida solidaria y fraternal va enredándose en un laberinto de apariencias, falsas verdades, conciencias culpables y crímenes sin castigo que poco a poco desvelan el verdadero carácter de los miembros de la Embajada, los Residentes, un grupo que aparenta reunir en sí mismo  los  mejores rasgos del ser humano, pero que por alguna misteriosa razón lleva muchos años sin poder salir al exterior.

Con una estructura cercana al thriller, a un juego de enigmas que van siendo progresivamente desvelados, El Criticón lleva de la mano al espectador través de la acción, que transcurre en tiempo real, y de los intentos de los Residentes por conseguir que Andrenio y Critilo no vuelvan a salir nunca de la Embajada.

¿Por qué? ¿Quiénes son realmente los Residentes? ¿A qué o a quién buscan realmente Andrenio y Critilo?¿Qué secreto terrible guarda la Embajada entre sus paredes?

El conflicto entre lo que es verdad y lo que parece verdad, entre la inocencia y la culpabilidad, entre el pasado y el futuro, entre ética y realidad, aparecen en este Criticón debajo de su primera capa cargada de suspense e ironía, y afilan la tesis sobre la que se sustenta toda la obra: la Redención es posible.

La tela de araña que los Residentes de la Embajada van tejiendo en torno a  Andrenio y Critilo está fabricada a partes iguales de ingenio, suspense, ironía expectante, música en directo, canciones, movimiento, en busca de un espectáculo total que atrape en sus redes no solo a la pareja protagonista, sino también al espectador.

El Criticón constituye una metáfora teatral sobre una sociedad que se descompone, atrapada en sus propias contradicciones, y a la que solo lo salvan del hundimiento definitivo sus rituales y sus ceremonias.

La iniciativa de la compañía es  “la primera vez a nivel mundial”, y su elección está motivada por la constante búsqueda  del equipo del Temple por seguir investigando para afrontar nuevos retos tanto para la compañía como para el público. “El criticón”  es una obra “compleja y fascinante”, que requiere de un gran esfuerzo  en  el trabajo de dramaturgia, aspecto que centra ahora toda su atención.

Cuando los ojos ven lo que nunca vieron, el corazón siente lo que nunca sintió.

El Criticón, Balatasar Gracián.

 

Heraldo de Aragón y El Periódico de Aragón / 1 de Febrero de 2018