Piel de asno

Esta es una historia de reyes y princesas, de druidas y hadas, de asnos mágicos que cagan monedas de oro y pese a ello son sacrificados. Es un cuento clásico de Perrault lleno de fantasía, situaciones poéticas, situaciones morbosas y sutil reforzamiento de los miedos infantiles y los tabúes. Es como muchos cuentos tradicionales sorprendente, imaginativo, contradictorio, cruel, lírico y anclado en un mundo tradicional. No es moderno ni felizmente insulso, pero ¿por qué será que la gran mayoría de los cuentos que les seguimos contando a nuestros hijos y la inmensa mayoría de los que ellos prefieren pertenecen a este mundo de cuentos anclados en el pasado?

Nuestra pretensión en la puesta en escena es dar respuesta al mundo de cuento que nos sugiere el texto. Un universo de reyes, hadas y asnos. Vamos a vestir el espectáculo según cánones tradicionales, los reyes de reyes y las hadas de hadas, pero sin endulzar ni empalagar la propuesta. Al contrario, dotándola de cierta asepsia, abundante ironía, y una elaborada relectura gestual. Algunos elementos escénicos y un continuo fluir de personajes serán llevados a cabo por 1 bailarina y 2 actores. Sus desarrollos escénicos, apoyados por música impresionista, serán directos, humorísticos, tiernos, patéticos y líricos. Su tono ha de ser cercano pero respetando la delirante imaginación del cuento. El elemento participativo del público jugará en momentos puntuales y la iluminación será un catalizador de atmósferas.

Queremos, en resumen, realizar un espectáculo vistoso, entretenido, con varias lecturas según las edades, y que pueda dejar un poso diferente e intenso en los espectadores.

Tipo de Público: El espectáculo de teatro-danza está pensado para niños de entre 4 y 12 años y/o público familiar. Espacio: Teatro / Sala

Ficha de la producción

SINOPSIS

Un rey tras morir la reina se enamora de su hija y con la bendición de un druida decide casarse con ella. Aconsejada por un hada la princesa pedirá como condición para casarse una serie de vestidos imposibles de confeccionar: del color del tiempo, del color de la luna, del color del sol. Pero el rey satisfará esos deseos. Entonces pedirá la piel del amado asno que caga monedas de oro. El rey sin dudar sacrificará el asno y llevará la piel a su hija. Ésta huirá disfrazada con la propia piel de asno. Sucia llegará hasta otro reino donde encontrará trabajo como granjera de cerdos y pavos. El príncipe de este reino en una visita descubrirá a la princesa que se oculta bajo la piel del asno mirando por una cerradura. Enamorado e inseguro de conseguir casarse con Piel de Asno pedirá una torta hecha con sus manos. Ésta dejará caer en la torta un anillo. El príncipe, enfermo de amor, conseguirá convencer a su padre que sólo se casará con quien calce como un guante semejante anillo. Tras numerosas pruebas sólo Piel de Asno es capaz de encajar el anillo y la boda se lleva a cabo, en presencia del padre de la princesa que se ha casado con el hada consejera…

FICHA ARTÍSTICA

EQUIPO ARTÍSTICO

Dirección Carlos Martín
Coreografía Ingrid Magriñá
Dramaturgia Alfonso Plou
Producción María López Inausti
Escenografía Tomás Ruata
Vestuario Beatriz Fdez. Barahona
Iluminación Bucho Cariñena
Distribución Teatro del Temple

REPARTO

Ingrid Magriñá
Félix Martín
Ibán Naval

DOSSIER